Transmisión por vía aérea del coronavirus SARS-CoV-2

Cuando: 08-10-2020
Categoría: Altres

Los aerosoles pueden permanecer suspendidos en el aire durante varios segundos a horas, como el humo, y ser inhalados.

Por los estudios hasta el momento existe clara evidencia de que la inhalación del coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) representa una ruta de transmisión importante para la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). 

Los distintos tamaños de las partículas que salen de nuestras vías respiratorias presentan efectos distintos en el comportamiento aerodinámico y, por tanto, la capacidad de ser inhalado y la eficacia de las intervenciones. Se considera el umbral de tamaño de 100 μm el que diferencia a las gotitas de los aerosoles.

  • Gotitas; tamaño mayor a 100 μm
  • Aerosoles; tamaño menor a 100 μm

Este tamaño separa de manera más efectiva su comportamiento aerodinámico, la capacidad de ser inhalado y la eficacia de las intervenciones.

Los virus en gotas (mayores de 100 μm) generalmente caen al suelo en segundos a 2 m de la fuente y pueden proyectarse sobre individuos cercanos o materiales, pero tienen un rango de recorrido limitado, el distanciamiento físico reduce la exposición a estas gotas. La mascarilla retiene una gran cantidad de partículas en este formato.

Los virus en aerosoles (menores de 100 μm) pueden permanecer suspendidos en el aire durante varios segundos a horas, como el humo, y ser inhalados. Están muy concentrados cerca de una persona infectada, por lo que pueden infectar a las personas más fácilmente en las proximidades. Pero los aerosoles que contienen virus infecciosos también pueden viajar más de 2 m y acumularse en el aire interior mal ventilado. Las mascarillas retienen una parte de dichas partículas, pero otra parte pasa al aire por un bajo filtrado o, principalmente, por un mal ajuste de la mascarilla sobre la cara.

Las personas con COVID-19, muchas de las cuales no presentan síntomas, liberan miles de aerosoles cargados de virus y muchas menos gotitas al respirar y hablar. Por lo tanto, es mucho más probable inhalar aerosoles que ser rociado por una gota, por lo que el equilibrio de atención debe centrarse en la protección contra la transmisión aérea.

Además de los mandatos existentes sobre el uso de mascarillas, el distanciamiento social y los esfuerzos de higiene, debe de considerarse el propiciar las actividades al aire libre, mejorar el aire interior mediante ventilación y filtración y mejorar la protección para los trabajadores de alto riesgo.

Fuente principal:  Airborne transmission of SARS-CoV-2   -  Science Magazine
https://science.sciencemag.org/content/early/2020/10/02/science.abf0521

Solicítanos información

Utiliza el formulario para ponerte en contacto con nosotros.

Contacta con nosotros Pruebas COVID-19