No hay que dar la espalda a la presencia de cancerígenos en el trabajo

Cuando: 09-02-2021
Categoría: Altres

En la Unión Europea se estima que el cáncer es la primera causa de mortalidad laboral.

La prevención frente a los cancerígenos en el entorno laboral va dirigida a evitar que determinados agentes externos al organismo puedan generar o potenciar un crecimiento desordenado de las células, es decir, un cáncer. También existen los mutágenos, que son agentes capaces de inducir a que se produzcan mutaciones en el material genético de las células germinales (ADN) transmisibles a los descendientes o de aumentar su frecuencia.

En la Unión Europea se estima que el cáncer es la primera causa de mortalidad laboral. En Cataluña se calcula que tiene una incidencia de 44.000 nuevos casos diagnosticados anuales, de los que sobre un 8% tendrían un origen laboral, con lo que continúa siendo un problema de salud laboral nada despreciable.

Hay reglamentación en este campo, como el Real Decreto 665/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo, que va teniendo modificaciones para actualizar datos, y en concreto a finales de 2020 tuvo la última modificación en la que reducía más los valores límite del polvo de maderas duras, compuestos de Cromo VI, fibras cerámicas refractarias, polvo respirable de sílice cristalina, entre otros.
En esta reglamentación se tratan las categorías (Reglamento (CE) nº 1272/2008):
• Categoría 1A; se sabe que es un carcinógeno para el hombre, en base a la existencia de pruebas en humanos,
• Categoría 1B; se supone que es un carcinógeno para el hombre, en base a la existencia de pruebas en animales.

También hay reglamentación específica como la que establece disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto (RD 396/2006) o en verso a las radiaciones ionizantes (RD 783/2001).

A nivel mundial se está investigando para mejorar la situación frente a los cancerígenos, a nivel europeo está el TNO holandés que gestiona el Roadmap on carcinogens, que partir del 2021, la hoja de ruta sobre los agentes cancerígenos empezará a ejecutar doce desafíos para obtener un nuevo impacto, todo ello para evitar que nuestros trabajadores se expongan a agentes cancerígenos.

Pilar 1: Crear conciencia
Un primer paso en la prevención del cáncer laboral es sensibilizar sobre los riesgos causados por sustancias cancerígenas en la comunidad interesada. La conciencia se basa fuertemente en datos fiables. El cambio de comportamiento es un reto, por lo tanto, también nos centramos en la educación de los futuros empresarios y empleados sobre riesgos, protección obligatoria y soluciones.

Pilar 2: Proporcionar ayuda
La sustitución de sustancias cancerígenas es el primer paso importante para evitar los riesgos causados por agentes cancerígenos. Los nuevos productos y las nuevas tecnologías apoyan esto, pero las empresas necesitan orientación para tomar decisiones e implementar medidas adecuadas de reducción de riesgos. La ejecución también depende del apoyo financiero para instalar directamente soluciones técnicas o para reducir los ciclos de inversión.

Pilar 3: Movilizar las partes interesadas
Muchas organizaciones participan en la prevención de la exposición a agentes causantes del cáncer. La hoja de ruta quiere buscar cooperación y movilizar aquellas partes interesadas importantes si es necesario. Las Asociaciones empresariales y sectoriales juegan un papel importante para sus miembros en la sensibilización, en la asistencia a las empresas y en el desarrollo de orientaciones prácticas especifique). Los órganos de control deben evaluar el cumplimiento y los trabajadores deben ser conscientes de los riesgos y ajustar su comportamiento en consecuencia.

Pilar 4: Orientarse a la innovación
Hay que orientar las innovaciones para satisfacer las demandas del puesto de trabajo. Para apoyar las estrategias de sustitución, las innovaciones materiales (para sustituir un carcinógeno) y los desarrollos tecnológicos (para promover la manipulación y el uso seguros) deben adaptarse a las condiciones de los puestos de trabajo y ser seguras por diseño. Otro importante proyecto a emprender es una mejor comprensión de cómo y dónde se generan agentes cancerígenos generados por procesos y encontrar soluciones prácticas.

Más información se puede encontrar en: (Enlace)

Recordamos que las mejoras en la prevención siempre van a ampliar les exigencias mínimas legales, que en relación a este tema, uso de agentes cancerígenos, el empresario deberá aplicar todas las medidas necesarias siguientes:
a) Limitar las cantidades del agente cancerígeno o mutágeno en el lugar de trabajo.
b) Diseñar los procesos de trabajo y las medidas técnicas con el objeto de evitar o reducir al mínimo la formación de agentes cancerígenos.
c) Limitar al menor número posible los trabajadores expuestos o que puedan estarlo.
d) Evacuar los agentes cancerígenos en origen, mediante extracción localizada o, cuando ello no sea técnicamente posible, por ventilación general, en condiciones que no supongan un riesgo para la salud pública y el medio ambiente.
e) Utilizar los métodos de medición más adecuados, en particular para una detección inmediata de exposiciones anormales debidas a imprevistos o accidentes.
f) Aplicar los procedimientos y métodos de trabajo más adecuados.
g) Adoptar medidas de protección colectiva o, cuando la exposición no pueda evitarse por otros medios, medidas individuales de protección.
h) Adoptar medidas higiénicas, en particular la limpieza regular de suelos, paredes y demás superficies.
i) Delimitar las zonas de riesgo, estableciendo una señalización de seguridad y salud adecuada, que incluya la prohibición de fumar en dichas zonas, y permitir el acceso a las mismas sólo al personal que deba operar en ellas, excluyendo a los trabajadores especialmente sensibles a estos riesgos.
j) Velar para que todos los recipientes, envases e instalaciones que contengan agentes cancerígenos estén etiquetados de manera clara y legible y colocar señales de peligro claramente visibles, de conformidad todo ello con la normativa vigente en la materia.
k) Instalar dispositivos de alerta para los casos de emergencia que puedan ocasionar exposiciones anormalmente altas.
l) Disponer de medios que permitan el almacenamiento, manipulación y transporte seguros de los agentes cancerígenos, así como para la recogida, almacenamiento y eliminación de residuos, en particular mediante la utilización de recipientes herméticos etiquetados de manera clara, inequívoca y legible, y colocar señales de peligro claramente visibles, de conformidad todo ello con la normativa vigente en la materia.

También hay campañas a nivel internacional, como la del CÓDIGO EUROPEO CONTRA EL CÁNCER
12 maneras de reducir el riesgo de cáncer
El Código Europeo contra el Cáncer se centra en medidas que cada ciudadano puede tomar para contribuir a prevenir el cáncer (Puede ver el código en el siguiente enlace)

(Enlace)

Nota: Está muy difundida la idea de que el cáncer sólo proviene de exposición a determinados agentes químicos, pero hay que tener en cuenta que también puede derivar de exposición a agentes físicos y/o agentes biológicos.

Solicítanos información

Utiliza el formulario para ponerte en contacto con nosotros.

Contacta con nosotros Pruebas COVID-19