Los mosquitos pueden transmitir enfermedades

Cuando: 23-07-2021
Categoría: Altres

Se consideran vectores, ya que son organismos vivos que pueden transmitir patógenos infecciosos entre personas, o de animales a personas.

Prevención de la proliferación de los mosquitos.
El mosquito cría en zonas húmedas y depósitos de agua estancada y requiere de muy poca cantidad de agua para depositar sus huevos.
Por ello, cualquier lugar donde se acumulan o pueden acumularse cantidades pequeñas de agua puede ser un foco de cría del mosquito.
Además de las acciones que puedan hacerse desde las administraciones públicas, es necesario que la población se implique para evitar la cría en espacios privados, tomando medidas proactivas para evitar focos de cría del mosquito.
• Evitar el acúmulo de agua y limpiar, en la medida de lo posible recipientes, platos de macetas, sifones, fuentes ornamentales, piscinas abandonadas, charcos en el césped o cualquier otro lugar donde pueda acumularse agua estancada.
• Proteger los pozos y aljibes.
• Vigilar el riego por goteo.
• Renovar y limpiar cada 2 ó 3 días el agua de los bebederos de los animales.
• Echar agua en los sumideros al menos una vez por semana.
 
Pevención para las personas
• Vestir de manera que minimicemos las zonas del cuerpo expuestas a la picadura.
• Evitar los colores llamativos que atraen a los mosquitos, en especial el amarillo.
• Uso de repelentes
• Evitar los perfumes intensos
• Usar el aire acondicionado cuando sea posible
• Instalar mosquiteras en puertas y ventanas y si es posible en la cama para dormir.
• En ambientes domésticos, una medida adicional es utilizar insecticidas.
• Existen también mosquiteras, camisetas u otras prendas  tratadas con repelentes o insecticidas que pueden ser útiles aunque van perdiendo eficacia con los lavados.
 
Uso de repelentes
Los repelentes deben estar autorizados o registrados por la autoridad competente; en España por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios o la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación).
Se debe tener en cuenta que la duración del efecto varía mucho dependiendo del repelente que se utilice (ingrediente activo, concentración o formulación), de la temperatura ambiente, del nivel de sudoración del individuo, la exposición al agua o el uso de cremas fotoprotectoras.
 
No olvidar la aportación de repelentes naturales como, citronella, menta o albahaca.
 
Repelentes de insectos de uso humano autorizados (acceso)
 
Repelentes de insectos de uso humano eficaces frente a mosquitos del género Aedes, posible transmisor del virus ZIKA, recomendados para prevenir la infección asociada (acceso)
 
Las pulseras con finalidad de repeler insectos, son productos plaguicidas sujetos a autorización sanitaria de comercialización por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), incluidas aquellas que están formuladas a base de sustancias de origen natural, tales como geraniol, lavanda, etc.,.
En su etiquetado debe figurar el número de inscripción correspondiente en el registro de la AEMPS. (acceso)
Estos productos no son cosméticos, ni tampoco productos sanitarios, por lo que las pulseras repelentes de insectos, no pueden ostentar el marcado CE relativo a producto sanitario.
 
Como criterios generales cabe destacar:
• No utilizar repelentes por debajo de la ropa.
• Usar los productos principalmente durante los períodos en que pican este tipo de mosquitos: a media mañana y a última hora de la tarde y teniendo en cuenta que la mayor actividad del mosquito tiene lugar entre los meses de mayo a noviembre.
• Evitar el contacto con mucosas, párpados o labios. Tampoco se debe aplicar sobre heridas, piel sensible, quemada por el sol o dañada ni sobre pliegues profundos de la piel como axilas o ingles.
• En el caso de utilizar protectores solares, poner estos en primer lugar y dejar pasar al menos 30 minutos para posteriormente aplicar el repelente.
• No utilizar las presentaciones en spray directamente sobre la cara. Hay que aplicarlo en las manos y después distribuirlo en el rostro.
• Los repelentes con atomizador es preferible aplicarlos en ambientes abiertos, para evitar la inhalación del producto, evitando también que no haya alimentos cerca.
• Lavarse las manos siempre después de la aplicación del repelente.
• Cuando ya no sea necesaria la protección, lavar las zonas del cuerpo donde se haya aplicado repelente con jabón y agua.
• Guardar el repelente fuera del alcance de los niños.
 
Insecticidas
Los insecticidas actúan matando al mosquito mientras que los repelentes de insectos protegen de las picaduras de los insectos mediante el empleo de sustancias químicas pero no los matan.
 
En su utilización es importante seguir las indicaciones que figura en la etiqueta del producto y NO UTILIZAR NUNCA SOBRE LA PIEL.
Escoger técnicas de aplicación que minimicen el riesgo de exposición para las personas y medio ambiente
 
Los de uso profesional:
Sólo se utilizarán insecticidas autorizados.
Deben utilizarse siguiendo estrictamente las indicaciones especificadas en sus etiquetas, de acuerdo con las condiciones establecidas en sus resoluciones de inscripción:
- Usos
- Aplicaciones autorizadas
- Medidas de precaución y seguridad
- Plazo de seguridad, si es el caso
- El personal debe tener la capacitación necesaria para hace esta tarea (Real Decreto 830/2010)
- La empresa debe estar inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas de su Comunidad Autónoma
 
¿Qué hacer en caso de intoxicación?
Alejar a la persona del área de aplicación.
Llamar por teléfono al Centro Nacional de Toxicología- 91 5620420
Determinar la vía de contacto con el plaguicida, con el fin de eliminar la fuente de intoxicación.
Como norma general, no provocar el vómito, salvo que estuviera expresamente recomendado en el etiquetado del producto. Siempre que sea recomendado la provocación del vómito, provóquelo con una disolución salina ( ej. agua caliente con sal).
Cuando la vía de penetración es ojos o mucosas, lave con chorro de agua abundante al menos durante quince minutos. De afectarse los ojos, siempre consulte el caso a un oftalmólogo.
Si la vía de contacto es la piel, lave la zona afectada con agua y jabón, retirando la ropa impregnada de plaguicida lo antes posible.
Ante cualquier riesgo para el intoxicado, traslade a la persona afectada, junto con el envase-etiqueta del producto, al centro de urgencias más cercano.
 
Fuentes:
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios 
Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos

Solicítanos información

Utiliza el formulario para ponerte en contacto con nosotros.

Contacta con nosotros Pruebas COVID-19